Terapia personalizada para evitar el aislamiento de hombres mayores

En el centro residencial y en la Unidad de Estancia Diurna de mayores de La Alfaguara, en el municipio de Salar, han puesto en marcha un programa de terapia ocupacional para tratar de incentivar la participación de los hombres, más reticentes que las mujeres a la hora de implicarse en tareas para prevenir enfermedades y mantener su salud.

Los profesionales terapeutas han constatado que los hombres de edad avanzada son más apáticos que las mujeres cuando toca asistir a los talleres de envejecimiento activo. Para estimularlos y conseguir su implicación, el personal de la residencia y del Centro de Día La Alfaguara de Salar se ha visto obligado a adaptar las actividades a sus necesidades.

Sentirse reconocidos

“Ellos quieren sentirse útiles, que lo que están haciendo sea importante o valioso, que no les resulte una actividad infantil o lo consideren un esfuerzo vano”, explica Mónica Vergara, directora del complejo geriátrico de La Alfaguara en Salar.

En la actualidad son quince los mayores que participan de un programa de terapia ocupacional personalizada que consiste en la realización de actividades con materiales con los que han estado familiarizados durante su experiencia vital y bagaje personal, en este caso madera, cuerdas o esparto. “La mayoría de ellos son personas que han desarrollado su vida en el mundo rural, en tareas relacionadas con la agricultura a los que les cuesta implicarse en otras actividades de animación donde la mujer es más desinhibida y espontánea”, argumenta.

WhatsApp Image 2020-01-21 at 6.59.54 PM (1)

El resultado no ha podido ser más satisfactorio. Hoy los hombres de edad avanzada, residentes y usuarios de los servicios de La Alfaguara, disponen de un amplio abanico de ocupaciones que incluyen también trabajos de jardinería y con piezas mecánicas.

Principales beneficios de la terapia ocupacional

La directora Mónica Vergara destaca el trabajo terapéutico para mejorar las capacidades de los mayores, en este caso de los hombres, muy enfocado a recuperar sus habilidades.

  • Estimulación cognitiva y sensorial: las tareas se dirigen a potenciar sus capacidades cognitivas como son la atención y la memoria.
  • Coordinación y motricidad: es importante que los ejercicios favorezcan la actividad motora de los mayores y que  repercutan en su calidad de vida, mejorando su estado físico.
  • Relaciones sociales: el programa de actividades potencian las relaciones sociales con el resto de usuarios, tratando en todo momento de evitar el aislamiento.
  • Aumento de la autoestima: es importante que nuestros mayores se sientan útiles para ganar en autoestima. Las actividades tratan de ayudarles a que se mantengan activos y a prevenir su deterioro cognitivo.

En definitiva, un programa personalizado de actividades para que ellos se sientan reconocidos y puedan afrontar los desafíos de sus tareas diarias.

El Centro del Día de Baza, nueve años de dedicación a las personas mayores

Los profesionales del Centro de Día de Baza dan mucha importancia a las salidas en grupo porque afianzan los lazos de unión.

Los profesionales del Centro de Día de Baza dan mucha importancia a las salidas en grupo porque afianzan los lazos de unión.

La Unidad de Estancia Diurna La Alfaguara cumple en noviembre su noveno aniversario, prestando atención a las personas mayores. El cuidado de ancianos en Baza está en manos de profesionales que dedican su tiempo y esfuerzo a mejorar su calidad de vida.

Desde de que en 2010 abriera sus puertas en la carretera de Ronda, en un emplazamiento estratégico situado junto al Centro de Salud, el Centro de Día La Alfaguara de Baza ofrece a sus usuarios durante los siete días de la semana un servicio integral e innovador que cumple con su función de apoyo a las familias. Sin duda, el lugar idóneo para todas aquellas personas mayores que permanecen en su hogar y que requieren ayuda para mejorar su salud y movilidad sin tener que ingresar en una residencia de ancianos.

En la actualidad, la Unidad de Estancia Diurna atiende a un total de 45 usuarios con edades comprendidas entre los 65 y 88 años que participan en distintas actividades y programas de envejecimiento activo y de prevención de la dependencia.

La directora de la Unidad de Estancia Diurna, Mª Piedad Hortal Molina, destaca la gran labor que desarrolla en el centro un equipo multidisciplinar compuesto por doce personas entre fisioterapeutas, enfermeros, terapeutas ocupacionales, psicólogos y auxiliares.

Trato personalizado

Todos los profesionales intervienen en los distintos programas que se llevan a cabo de forma individualizada y en grupo con el objetivo de “mejorar la autoestima de los propios usuarios, favorecer su relación familiar en casa, ejercitar la actividad física para mantener su autonomía y establecer una programación de trabajo que repercuta de forma positiva en su salud”.

Mª Piedad Hortal Molina explica que la rutina de trabajo de los usuarios que son atendidos en el Centro de Día de Baza, en horario de 09:00 a 18:00 horas, incluye actividades individualizadas en función de su patología, y también programas de terapia ocupacional en grupo como manualidades para trabajar la psicomotricidad con actividades físicas y otros ejercicios de estimulación cognitiva relacionados con la memoria. Precisamente, la terapia musical, una actividad que se asocia al bienestar y la diversión, ayuda a personas mayores que sufren de problemas de memoria.

Se presta de igual modo especial atención a los talleres relacionados con los cuidados y la salud, donde la alimentación y la higiene centran buena parte de la programación.

Este tipo de actividades responden a los problemas que padecen muchas de las personas mayores que acuden a la Unidad de Estancia Diurna La Alfaguara, en su mayor parte con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, o con síntomas de depresión.

Servicios profesionales para el cuidado de ancianos en Baza

Para ello se disponen de modernas instalaciones que se adaptan a la normativa, equipadas con el material necesario para el cuidado de los usuarios: salas de terapia y fisioterapia, una sala común y salón de estar, otra sala para los más dependientes, aseos y baño con grúa para facilitar la higiene, y un comedor office.

El Centro de Día de Baza cuenta con un servicio de ayuda a domicilio del usuario, reparto de desayuno, comida y merienda; servicio de aseo y ducha, medicación y acompañamiento médico, asesoramiento a las familias, terapia ocupacional y cognitiva, asistencia psicológica y sesión de fisioterapia.

Excursiones y salidas saludables

El equipo de profesionales concede mucha importancia a las actividades de ocio que se realizan fuera del centro, excursiones y salidas en grupo que se suelen realizar durante los fines de semana y festivos y en las que suele ser habitual la presencia de familiares que ofrecen apoyo emocional a sus seres queridos. Son salidas que afianzan los lazos de unión entre los usuarios, familiares y profesionales.

Así, con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores que se celebró el pasado 1 de octubre, los usuarios visitaron junto a familiares las Cuevas de Aljatib, un complejo rural de alojamientos donde pudieron disfrutar de magníficas vistas panorámicas de la comarca.

Imagen de la visita a las cuevas de Al Jatib con motivo del Día Internacional de las Personas mayores que se celebró el 1 de octubre.

Imagen de la visita a las cuevas de Al Jatib con motivo del Día Internacional de las Personas mayores que se celebró el 1 de octubre.

Durante el verano son también más habituales las salidas a la piscina, donde se llevan a cabo sesiones de hidroterapia para tratar de lesiones y mejorar la movilidad a personas que han perdido parte de su capacidad motriz. No faltan tampoco las citas con las festividades populares y otras celebraciones frecuentes en el periodo estival que entretienen y divierten a nuestros mayores.

Fiesta de aniversario

Precisamente, entre las próximas salidas programadas hay una muy especial que tendrá lugar a principios de noviembre con motivo del noveno aniversario de la apertura de puertas de la Unidad de Estancia Diurna La Alfaguara de Baza. El personal del centro ultima los detalles de un programa de actividades que se desarrollará en el propio centro y en el exterior, en alguno de los parques municipales que reúna las características para pasar un rato ameno y divertido en compañía también de los familiares.

Un día de celebración en el que los protagonistas son los usuarios, su entorno familiar más cercano y los propios cuidadores que les ayudan en el día a día a superar las barreras.