Te llamamos
  • 958 98 02 48 info@laalfaguara.com
  • Piscina terapéutica en la residencia de mayores de Churriana de la Vega

    Los beneficios de la hidroterapia en la residencia de mayores

    hidroterapia residencia de mayores

    José María S. es uno de los pacientes de la residencia María Auxiliadora de Churriana de la Vega que acude a la piscina del centro del Grupo La Alfaguara para someterse a sesiones de hidroterapia que le ayuden a superar las secuelas de un ictus.

    Las sesiones le han permitido recuperar equilibrio, ganar en sensibilidad y fortalecer los miembros inferiores. Dentro de la piscina ha podido desarrollar la marcha autónoma sin necesidad de aparatajes y sin riesgo de caída. Para ello se ha valido de un estabilizador acuático que le permite apoyar sus manos y mejorar su estabilidad.

    Al igual que él otros muchos mayores se someten a distintos tratamientos en la piscina terapéutica de la residencia, bajo la supervisión de la fisioterapeuta María Jurado Díaz y el terapeuta ocupacional Luis López de Priego Rivera.

    Hidroterapia para tratar distintas patologías

    La hidroterapia es un método de rehabilitación en el que se emplea el agua con fines terapéuticos gracias a la ayuda de energía mecánica o térmica.

    En la actualidad acuden usuarios de la residencia para realizar diferentes tipos de terapias, algunos de ellos con problemas neurológicos como es el caso de José María, otros con lesiones musculoesqueléticas y traumatológicas, pero también mayores con problemas de equilibrio que necesitan ejercicios propioceptivos, afectaciones respiratorias o alteraciones del sueño.

    Para ello es fundamental contar con las instalaciones apropiadas al servicio de los usuarios del centro. En la residencia María Auxiliadora se dispone de una piscina de dimensiones adecuadas muy centrada en las necesidades de la persona mayor. Tiene la ventaja de la accesibilidad. En ella pueden participar a la vez varios usuarios sin importar su patología, y resulta muy confortable para las sesiones de rehabilitación.

    La fisioterapeuta María Jurado Díaz cuenta que cada sesión se cuida hasta el mínimo detalle. La temperatura del agua ronda los 32 grados centígrados para disminuir el tono muscular y facilitar la relajación, y se emplean múltiples instrumentos de rehabilitación para realizar las dinámicas grupales o individuales.

    hidroterapia residencia de mayores

    La piscina dispone también de accesorios para realizar aromaterapia y luminoterapia, técnicas medicinales en la que se utiliza, en el primer caso, compuestos vegetales y aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas; y en el segundo, baños de luz natural para combatir la depresión estacional, el insomnio o el estrés.

    Las sesiones de hidroterapia duran en torno a una hora u hora y media en grupos con un máximo cinco personas. Si el paciente necesita más atención, los grupos se reducen a dos personas.

    Gracias al trabajo interdisciplinar del departamento de Fisioterapia y Terapia Ocupacional de la residencia de mayores, se ha logrado mejorar la actividad motora de los mayores ganando en calidad de vida. Además de facilitarles el movimiento dentro del agua, se aprovecha la presión del agua para obtener beneficios terapéuticos, como son los efectos analgésicos, vasodilatadores, sedantes y antiespasmódicos que la hidroterapia produce en el organismo.

    La Alfaguara realiza pruebas PCR para mantener las residencias libres de coronavirus
    Terapia innovadora mediante el uso de gafas de realidad virtual