Proyecto I+D Lenisan Biotech

Desde la empresa LENISAN BIOTECH queremos mostrar nuestro enorme agradecimiento al grupo LA ALFAGUARA por su inestimable y desinteresada colaboración para la realización del proyecto de investigación con la Agencia IDEA de la Junta de Andalucía subvencionado con fondos FEDER.

El Proyecto de I+D ha desarrollado de manera satisfactoria, una preparación dermatológica a base de extractos de plantas con evidencia científica sobre sus actividades, 100% natural y libre de conservantes, aromas y alérgenos, para el cuidado de la piel orientado a la prevención de las dermatitis y ulceras de decúbito, uno de los problemas más graves en pacientes geriátricos y/o inmovilizados. La novedad de este producto reside en el uso de extractos de plantas con una farmacología demostrada por medio de un elevado número ensayos clínicos y estudios científicos indexados que muestran una efectividad y seguridad cuanto menos equiparable a los tratamientos actualmente existentes y posiblemente superiores.

La colaboración del grupo LA ALFAGUARA, orientada a mejorar el tratamiento y atención de las personas a su cargo, consistió en la realización del trabajo de campo, aplicando las preparaciones dermatológicas dentro de su práctica clínica habitual de cuidado de la piel de los ancianos con el fin de evitar complicaciones y la aparición de dermatitis o ulceras de decúbito, siempre respetando la calidad asistencial y criterios de atención médica.

La importancia de este proyecto, y por extensión el interés del grupo LA ALFAGUARA en mejorar la calidad asistencial y calidad de vida de los residentes geriátricos se basa en la importancia del problema de salud que este proyecto de I+D intenta mejorar, y es la aparición de lesiones cutáneas que disminuyen la calidad de vida de los pacientes, aumentan el grado de intervención en el paciente y aumentan el gasto farmacéutico.

Una úlcera cutánea (UC) en la piel involucra al menos a la epidermis y a la dermis, y se caracteriza por presentar una escasa o nula capacidad de cicatrización mientras se mantenga la causa que la ha ocasionado. Las UC constituyen además de un serio problema físico, también psicológico ya que merman considerablemente la calidad de vida de los enfermos, afectan a la esfera económica incrementando los costes sanitarios derivados de su atención y representan un problema social. Su manejo en la práctica clínica debe combinar, desde el principio, medidas terapéuticas con procedimientos diagnósticos, requiriendo en muchos casos ser contempladas desde un punto de vista multidisciplinar.

Las UP o úlceras de decúbito son muy frecuentes en pacientes sometidos a reposo prolongado, inmovilizados y ancianos, lo cual genera una elevada morbilidad y un considerable gasto sanitario. Tanto la instauración de medidas preventivas, como la selección del tratamiento, requieren considerar además de la gravedad de las lesiones, el estado general del paciente (nutrición, higiene, estado psíquico y físico); así como realizar una adecuada educación del paciente y del cuidador. El riguroso cumplimiento de las medidas de limpieza, desbridamiento, desinfección junto a la selección del apósito apropiado según las características y estadio de la úlcera incide directamente sobre la eficacia de la prevención y tratamiento, evitando la progresión de la gravedad de las lesiones y reduciendo el tiempo de curación. La elección del producto apropiado es un aspecto crucial, que presenta la dificultad de la escasez o inexistencia de ensayos clínicos que la apoyen; así como de la gran variedad de apósitos existentes, desde los empleados tradicionalmente a los nuevos apósitos de composición química compleja. Las UP constituyen un problema sanitario de especial importancia, al estimarse que su prevalencia alcanza hasta un 12% de los pacientes residentes en instituciones diversas (p. ej., hospitales). Los ancianos son el grupo de edad más afectado, ya que del 45% al 70% serían mayores de 70 años. Además, las UP pueden tener repercusiones graves aumentando el riesgo de muerte. En nuestro país, según un estudio reciente en el que participaron hospitales generales, centros de atención primaria y residencias asistidas de ancianos, se estimó que el coste del tratamiento de las UP supondría más de 485 millones al año, en una población de unos 260.000 habitantes. Sin embargo, y a pesar del gasto que genera, la investigación clínica sobre los productos utilizados para la prevención y tratamiento de las UP es muy escasa

Así, el objetivo final del proyecto ha sido la obtención de una preparación dermatológica 100% natural, basada en la evidencia científica existente sobre efectividades de los diferentes extractos de plantas utilizadas para su aplicación en el cuidado cutáneo dentro del proceso sanación y de prevención de las UP. Los resultados obtenidos han sido muy satisfactorios, ya que gracias a la colaboración desinteresada de ALFAGUARA se ha concluido que el producto desarrollado es costo-efectivo, es decir, que funciona en las condiciones habituales de uso dentro de la práctica habitual de los profesionales sanitarios, y además asumible desde un punto de vista económico, con costes iguales o menores que otros productos del mercado para el alivio de pruritos, prevención de dermatitis y cuidado dermatológico asociado a la intervención integral en el tratamiento de las UP establecidas.

lenisan-logo

Dr. Jaime Peña Díaz
15 de Junio de 2015